VERANO EN CÁDIZ

VIENEN RIZADAS LAS OLAS

EN DIRECCIÓN A LA PLAYA

MIENTRAS MILES DE BAÑISTAS

NADAN EN AGUA SALADA.

LOS NIÑOS HACEN CASTILLOS

CON ARENA HÚMEDA Y BLANCA,

SOÑANDO QUIZÁS ALGUNOS

CON GUERREROS Y CON HADAS.

VA TRANSCURRIENDO LA TARDE,

EL SOL POCO A POCO BAJA

YA SE APROXIMA EL OCASO

AL FINAL DE LA JORNADA.

Y LEJOS, EN EL HORIZONTE,

SE DIVISAN GRANDES BARCAS

QUE SORTEANDO LAS OLAS

ACARICIAN ESTA AGUA.

(JORGE DÍAZ GÓMEZ)