EL VELERO

EL VIENTO LO EMPUJA,

NAVEGA MUY LIGERO,

RECORRIENDO LOS MARES

VOY EN MI VELERO.

CUANDO EL SOL SE PONE,

SUBO A SU CUBIERTA,

MIRO EL HORIZONTE,

CUENTO LAS ESTRELLAS.

YO A VECES PIENSO

QUE ME QUIEREN DECIR

SI A VIAJAR CONMIGO

SE PUEDEN VENIR.

CUANDO EL VIENTO SOPLA

EN SU BLANCA VELA

MUY LIGERO MI VELERO

POR EL MAR NAVEGA.

NOS VISITAN DELFINES

Y ENORMES BALLENAS,

QUIEREN ACOMPAÑARNOS

A SEGUIR LAS ESTRELLAS.

NAVEGAR SIN RUMBO,

RECORRIENDO EL MAR,

PRODUCE SENSACIONES

IMPOSIBLES DE IGUALAR.

(ROCÍO BASCÓN MUÑOZ)