EL CAPITÁN

-Madre, ya tengo mi barco 

y tengo tripulación;

velero de cuatro palos,

marineros de cartón.

 

Mañana por la mañana,

cuando se levante el sol,

me iré mandando en mi barco

mi  brava tripulación.  

 

-¡Ay, mi niño, no te vayas,

tan pequeñito hasta el mar!

Mira que es triste la noche

sobre tanta soledad.

 

-Y ¿quién velará tu sueño? 

-Las estrellas velarán.

-Y ¿quién cantará en tu lecho?

-Las sirenas cantarán.

 

Preparo pronto mi gorra.

¡Mi gorra de capitán!

Que mi blusa marinera   

la abandoné junto al mar.

                Ricardo E. Pose