SIN ROSAS HA NACIDO

SIN ROSAS HA NACIDO

LA PRIMAVERA,

Y PIDE UNA LIMOSNA

DE PUERTA EN PUERTA.

DALE TÚ, NIÑA,

UN PUÑADO DE ROSAS

DE TUS MEJILLAS.