UNA CASA EN UN ZAPATO

ÉRASE UNA VIEJECITA

CON TANTOS HIJOS Y NIETOS,

TAN CHILLONES, JUGUETONES,

TAN RUIDOSOS Y TRAVIESOS,

QUE JAMÁS EN CASA ALGUNA

LOS VECINOS LA QUISIERON.

Y ENTONCES LA VIEJECITA,

CON SUS HIJOS Y SUS NIETOS

SU CASA HIZO EN UN ZAPATO;

¡Y ALLÍ VIVEN TAN CONTENTOS!

("POEMA DE LA PRIMERA INFANCIA")