MI PRIMER RESFRIADO

ME DUELEN LOS OJOS,

ME DUELE EL CABELLO,

ME DUELE LA PUNTA

TONTA DE LOS DEDOS.

Y AQUÍ, EN LA GARGANTA,

UNA HORMIGA CORRE

CON CIEN PATAS LARGAS.

¡AY!, MI RESFRIADO.

CHAQUETAS, BUFANDAS,

LECHE CALENTITA

Y DOCE PAÑUELOS,

Y CATORCE MANTAS,

Y ESTARSE MUY QUIETO

JUNTO A LA VENTANA.

ME DUELEN LOS OJOS,

ME DUELE LA ESPALDA,

ME DUELE EL CABELLO,

ME DUELE LA TONTA

PUNTA DE LOS DEDOS.

(C. VIÑAS)