EL ASEO

ES IMPORTANTE LA DUCHA

PARA ESTAR LIMPIOS Y SANOS

DE LOS PIES A LA CABEZA,

DE LA CABEZA A LAS MANOS.

HAY QUE LAVARSE LOS DIENTES,

PEINARSE CADA MAÑANA

Y, SIEMPRE QUE ESTEMOS SUCIOS,

COGER JABÓN Y TOALLA,

ABRIR UN POQUITO EL GRIFO,

DEJAR EL AGUA CAER,

FROTARNOS CON ENERGÍA

Y ASÍ, ¡LIMPIOS OTRA VEZ!

(J. ALONSO)