EL CARACOL

Que no suba el caracol

ni al almendro, ni a la flor...

ni al rosal, ni a la maceta.

 

Que enseñe los cuernos,

que salga de casa,

que se estire al sol...

 

¡Qué caminitos de plata

va dejando el caracol

cuando sale de su casa!

        Pura Vázquez